)La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

FRIEDERIK NIETZSCHE

LA ÚNICA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y YO ES QUE YO EXISTO

Escritosdemiuniverso

Sumate a la campaña para escribir bien en los blogs. Por un buen lenguaje en la comunicación http://photos1.blogger.com/blogger2/1923/702609309919384/400/botontransparente.gif border="0">

martes, 11 de febrero de 2014

NO VACUNARSE PONE EN RIESGO LA SALUD MUNDIAL



ElEl  movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

vacuna peligro anticiencia irracionalidad antivacuna supersticion pseudomedicinaLas vacunas son uno de los pilares básicos entre los que se asienta la medicina científica y la sanidad actuales.  Y aunque desde nuestra visión occidental marcada por el ideal de progreso y superación tendemos a pensar que los avances son siempre irreversibles, muy desgraciadamente nos encontramos en una encrucijada en la que los efectos de estas admirables invenciones se están revirtiendo, con el consiguiente peligro de retrotraernos a ese pasado no tan remoto pero terrible en que las epidemias asolaban el mundo.
Es evidente que el gran logro científico de la invención de las vacunas ha permitido la erradicación o el control de peligrosísimos patógenos, los cuales han venido asolando a nuestra especie desde nuestros albores como sociedades neolíticas y salvando(nos) la vida a miles de millones de personas. Además la distribución de muchas de ellas a nivel mundial, administrándose incluso a los habitantes de los lugares más remotos e inaccesibles del globo (en lo que sólo puede considerarse una gesta épica muy por encima de las grandes hazañas y conquistas reflejadas en cualquier libro de historia), independientemente del poder adquisitivo de cada ciudadano o riqueza de cada nación es una de las más llamativas muestras de altruismo que podemos presumir como especie siempre dada a una escasa colaboración entre diferentes grupos de humanos, aislados habitualmente por multitud de barreras artificiales (lengua, raza, religión, política, etc) que nos impiden entender que es más lo que nos une que lo que nos separa.
Víktor Mijáilovich Zhdánov vacunacion viruela OMS erradicacion virusInciso, desde aquí quisiera rendir un pequeño homenaje a Víktor Mijáilovich Zhdánov, médico y científico eslavo, que tuvo la encomiable visión de futuro y la suficiente altura de miras para superar el enfrentamiento ideológico originado por la nefasta guerra fría y proponer en 1958 desde su cargo de Viceministro de Salud de la extinta Unión Soviética a la OMS una iniciativa de vacunación a nivel mundial para erradicar la viruela. Y no se crean que fue tarea fácil ya que tras largas negociaciones la resolución fue finalmente aprobaba por un estrechísimo margen de ¡2 votos!. El objetivo de erradicación se lograría varias décadas después por el esfuerzo y dedicación de cientos de miles de miembros anónimos del personal sanitario de medio mundo que actuaron coordinadamente para eliminar tan mortífero virus.
Pues bien, todo este increíble esfuerzo médico-sanitario a nivel global está ahora en entredicho porque en pleno siglo XXI una coalición heterogénea en cuanto origen y métodos (fundamentalistas musulmanes o cristianosseguidores de las medicinas holísticasnuevas sectas occidentalespseudomédicos varioshomeópatas y hastapersonal sanitario “espiritual”), pero absolutamente uniforme en cuanto a su ignorancia y su irracionalidad, ha decidido en su particular criterio que las vacunas son innecesarias y peligrosas y que por tanto cada ciudadano puede cuestionar los abrumadores datos científicos existentes y tener la libertad para decidir si vacuna a sus hijos o si por el contrario les trata esas graves enfermedades con el método “curativo” de su elección. Vamos la democracia directa llevada al mundo sanitario, en donde la opinión de cualquier charlatán debe ser tenida en cuenta y respetada, en igualdad de condiciones con la medicina científica siempre y cuando algún incauto paciente-cliente así lo solicite.
Y con este trasfondo, por ejemplo en los últimos años en Australia ha habido un incremento consolidado del número de niños que no son vacunados por objeciones filosófico-religiosas de lo más variopinto y aunque los porcentajes son todavía pequeños a nivel nacional, en algunas zonas de Australia el porcentaje de niños vacunados está ya por debajo del 85%, por lo que los riesgos de epidemias a nivel local son altos. Y este problema lejos de ser puntual y estar restringido a unas pocas naciones se está convirtiendo en global puesto que en España también viven al menos 80.000 niños sin vacunar contra la polio, cifra que aumenta en toda Europa hasta 12 millones de personas sin vacunar contra este terrible virus.
Así en los últimos años, lejos de descender el número de brotes epidémicos de enfermedades que no olvidemos tienen una simple y barata prevención, están aumentando exponencialmente.
Resalta el llamativo aumento de brotes en casi todos los países desarrollados del llamado primer mundo. Así por ejemplo el número de casos de sarampión en países como Francia o el Reino Unido está a niveles de los años 90 del siglo pasado o los de tosferina en EEUU se encuentran en la actualidad al mismo nivel que a principios de la década de los 80 del siglo XX.
En resumen, que por una errónea aplicación de los conceptos de libertad de expresión y de democracia en temas científicos de profundas repercusiones sanitarias, se puede estar poniendo en riesgo uno de los mayores logros médicos que hemos conseguido como especie y lo que es peor, exponer nueva e irresponsablemente al conjunto de la población a peligrosos patógenos que ya parecían olvidados.
Espero que este artículo rectifique de algún modo esa situación.

-Duncan M. Roads (Editor)

Espero que este artículo rectifique de algún modo esa situación.

-Duncan M. Roads (Editor)

El artículo continúa exponiendo estos tres testimonios que aparecen en esta página

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y recordá que:

"La búsqueda de dios es una ocupación inútil, pues no hay nada que buscar donde nada existe. A los dioses no se los busca, se los crea"
Maksim Gorki

Dijo Nietzsche

La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.

Friedrich Nietzsche, "El Anticristo"

Escritura