)La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

FRIEDERIK NIETZSCHE

LA ÚNICA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y YO ES QUE YO EXISTO

Escritosdemiuniverso

Sumate a la campaña para escribir bien en los blogs. Por un buen lenguaje en la comunicación http://photos1.blogger.com/blogger2/1923/702609309919384/400/botontransparente.gif border="0">

domingo, 2 de febrero de 2014

PARA MEDITAR: ¿QUÉ LE FALTA A UN GRANDE PARA MANTENERSE EN SU GRANDEZA?

El actor Philip Seymour Hoffman, en una foto de archivo tras recibir el premio a Mejor Actor por la película "The Master", en el Festival de Venecia, el 8 de septiembre de 2012. REUTERS/Tony Gentile...más 
1 / 6
Reuters | Foto de TONY GENTILE / Reuters
Hoffman, quien con su complexión robusta y cabellera rubia despeinada no era el típico ídolo del cine, se hizo una carrera principalmente como un actor de carácter, y fue uno de los más prolíficos de la industria.
Entrenado para el teatro, emanaba una naturalidad que lo convirtió en uno de los actores más admirados de su generación. Fue nominado al Oscar en cuatro ocasiones: por "Capote", "The Master", "Doubt" y "Charlie Wilson's War".
A lo largo de los años Hoffman habló con franqueza sobre sus problemas de drogadicción. Tras pasar 23 años sobrio, admitió el año pasado en una entrevista que se descarriló y que su problema de heroína lo llevó a buscar ayuda en un centro de rehabilitación.
No se hicieron esperar los elogios hacia Hoffman de otras personalidades de Hollywood.
"Fue uno de los actores más grandes de una generación, así como un hombre dulce, gracioso y humilde", dijo el actor Ricky Gervais en Twitter. El cineasta Spike Lee expresó en Twitter: "Maldición, perdimos otro gran artista".
En una entrevista con la AP, Kevin Costner afirmó: "Phillip era un actor muy importante y ocupa su lugar entre los verdaderos grandes actores. Es una pena. ¿Quién sabe que podría haber hecho? Sin embargo, nos deja el legado de su trabajo que habla por sí mismo".
"No hay palabras. (Hoffman) era muy grande y estamos destrozados", dijo Micke Nichols, que dirigió a Hoffman en "Charlie Wilson's War" y en "Death of a Salesman".
Los agentes de la ley dijeron que el cuerpo de Hoffman fue hallado en un baño por un amigo que llamó al número de emergencias 911 y al asistente del actor.
El domingo en la noche, una camioneta de investigación de la policía estaba estacionada afuera y expertos entraban y salían del lugar con bolsas de papel de color café. La policía mantenía distancia a los mirones. Una margarita roja fue colocada afuera de la puerta.
Su familia llamó la noticia de su muerte como "trágica y repentina".
"Estamos devastados por la pérdida de nuestro adorado Phil y apreciamos las expresiones de afecto y apoyo que hemos recibido de todo el mundo", dijo la familia de Hoffman en un comunicado.
En uno de sus primeros filmes hizo el papel de un estudiante de secundaria malcriado, en "Perfume de mujer" de 1992. Uno de sus papeles más memorables fue el de un miembro gay del equipo de producción de una cinta pornográfica en "Boogie Nights", una de varias películas dirigidas por Paul Thomas Anderson en las que apareció.
A menudo dio vida a personajes cómicos y ligeramente raros en filmes como "Along Came Polly", "The Big Lebowski" y "Almost Famous". Más recientemente, fue Plutarch Heavensbee en "Los juegos del hambre" y repetía este papel en la segunda parte de la serie, "Los juegos del hambre: Sinsajo", que está en producción. En "Moneyball" hizo el papel de Art Howe, el manager malhumorado de los Atléticos de Oakland que se resistió a nuevas ideas sobre el talento en el béisbol.
Apenas hace unas semanas, Showtime anunció que Hoffman protagonizaría "Happyish", una nueva serie de comedia sobre un hombre de mediana edad en busca de la felicidad.
Por "The Master" fue nominado al Premio de la Academia al mejor actor de reparto en 2013 por su papel del carismático líder de un movimiento religioso. El filme, inspirado en parte en la vida del fundador de la cienciología L. Ron Hubbard, lo reunió con Anderson. También fue postulado al mismo premio en 2009 por "Doubt", en la que hizo de un cura sospechoso por su relación con un niño, y en 2008 por su papel de agente de la CIA en "Charlie Wilson's War".
Nacido en 1967 en Fairport, Nueva York, Hoffman mostró interés por la actuación a temprana edad, cuando a los 12 años una producción local de "Todos eran mis hijos" de Arthur Miller lo impresionó. Estudió teatro en la adolescencia con la New York State Summer School of the Arts y el Circle in the Square Theatre School. Luego se especializó en arte dramático en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York.
En su discurso de aceptación del Oscar por "Capote", le agradeció a su madre por haberlo criado a él y a sus tres hermanos sola, y por llevarlo a ver su primera obra de teatro. Los padres de Hoffman se divorciaron cuando él tenía 9 años.
Con una versatilidad y disciplina más común entre los actores británicos que estadounidenses, fue un actor de carácter capaz de asumir cualquier rol, grande o pequeño, despreciable o simpático.
En Broadway, asumió papeles ambiciosos como Willy Loman en "Muerte de un viajante", Jamie en "Largo viaje hacia la noche" y ambos protagónicos en "True West". Por las tres actuaciones fue nominado a los premios Tony.
Su trabajo en "Muerte de un viajante" en 2012 fue elogiada como "desgarradora" por el crítico de teatro de la AP Mark Kennedy.
"Hoffman tiene apenas 44 años, pero se sumerge en su desolación como un hombre más cercano a la edad de la jubilación, arrastrando sus maletas de muestras lleno de abnegación y desilusión", escribió Kennedy entonces. "Su conexión combativa con la realidad es notable en esta producción, en la que la ira y la dureza de Hoffman emergen de sus balbuceos".
Dos películas protagonizadas por Hoffman se estrenaron el mes pasado en el Festival de Cine de Sundance: el thriller de espionaje "A Most Wanted Man", dirigido por Anton Corbijn, y "God's Pocket", el debut de John Slattery como director.
Hoffman deja a su compañera por 15 años, Mimi O'Donnell, y sus tres hijos.

Dijo Nietzsche

La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.

Friedrich Nietzsche, "El Anticristo"

Escritura