Ya supérenlo - Reflexión de lo amargo

YA SUPÉRENLO - REFLEXIÓN DE LO AMARGO...
Autor David Gómez Salas

¿En que hemos fallado como sociedad?
¿Que dejamos de hacer para que llegaran a suceder atrocidades como las de Ayotzinapa?
-
Las imágenes que hemos visto en las redes sociales han sido impactantes, multitudes protestando contra la corrupción, impunidad y la crueldad de los gobernantes que no han dado resultados sobre la desaparición forzada de 43 estudiantes.
-
Declaraciones infames de un procurador malhumorado que declara al final de una conferencia de prensa ¡Ya me cansé! produjeron en los televidentes indignación y profunda tristeza, al ver a seres humanos declarando haber actuado sin misericordia, en forma desalmada, transformados en demonios.
-
Para argumentar una versión de los hechos, ilógica e inverosímil.
Ahora escucho en las noticias que el presidente de la república pide a los guerrerenses superar y ver para adelante ¿Cómo vivir en paz y olvidar lo sucedido?
-
Creo que es imposible “olvidar” hechos tan crueles y además creo que necesitamos reflexionar sobre la conducta mostrada por nuestros gobernantes que suponíamos civilizados.
Deseamos conocer que podemos hacer para disminuir las posibilidades de que hechos delictivos, se repitan.

¿ En que hemos fallado como sociedad?

¿ Porque algunos mexicanos en el poder, llegaron a ser tan crueles e insensibles?

De poca utilidad resultan las reacciones oficiales de los diferentes gobiernos y partidos políticos que se culpan mutuamente por no haber actuado oportunamente.
-
Será necesario reestructurar nuestro país para que disminuya la corrupción y se incremente la capacidad de respuesta ante hechos delictivos.
-
De gran utilidad será que la sociedad civil impulse la cultura de la NO VIOLENCIA y logre permear a los grupos de poder, que confunden el concepto de lealtad con el de complicidad. Los militantes de un partido político no pueden apoyarlo ciegamente, desear que no se investigue nada y esperar que transcurra el tiempo hasta que los inconformes se cansen. Se le apostó al olvido por eso ahora les piden que lo superen.
-
Cada individuo decide que hacer con su vida: Ser una persona de bien o un delincuente. Las personas pueden estudiar, desarrollar un talento artístico, practicar un deporte, ser productivo económicamente, amar al prójimo, ser auténtico, delinquir, engañar, etc.
-
Lo que decidamos ser individualmente, definirá el tipo de sociedad que conformamos y los límites que establezcamos a los gobernantes. nuestra conducta y acciones individuales nos definen colectivamente, en estos momentos los jóvenes han salido a la calle para intentar cambiar lo que está mal en el país.
-
Algunos escritores señalan que existen enfermedades colectivas que afectan a una parte de la sociedad, y que son padecimientos similares a las enfermedades crónicas degenerativas pero que además son contagiosas, en que los individuos enfermos contaminan a individuos sanos. Así explican el comportamiento de las masa inactivas que saben sobre los problemas sociales pero los aceptan con fatalidad y se ocupan únicamente de su bienestar personal.
-
Estimo que ante las enfermedades sociales que producen pereza colectiva, lo que pasó en Ayotzinapa fue una reacción inmunológica que se niega a propagar la enfermedad y a que la impunidad triunfe.

¿Nos enfermamos de fatalidad ?
-
Si cada uno de nosotros es una célula del tejido social ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos?

Comentarios

  1. Estupendo texto. Es una dura y cruda realidad que llega a límites exagerados en esta atrocidad sucedida en México. Pero en distinta medida toda la sociedad occidental (como solemos llamara) está enferma de la misma tortuosa calamidad a la que hemos llegado como seres humanos. Hemos dejado de sentir piedad.
    Me causó profundo dolor mi última visita, hace justo un año a Argentina. Vi cómo aparecían dos países claramente divididos en el mismo territorio. Personas que pasaban completamente de la sociedad a otro nivel económico que convivía (sólo en el espacio) con ellos.
    Aquí en España estamos en las mismas. Unos reclaman y otros odian que esos reclamen, unos levantan la voz y otros se ríen de ellos y sacan todo y más mientras pueden. Los estados fuertes de la unión europea se ríen de los más débiles y dentro de toda la unión los que viven mejor piden a los demás que no levanten la perdiz, que no hagan mucho ruido, que se les puede acabar a todos el baile y sería como del otro lado de las vallas de Ceuta o Melilla…
    Estamos todos enfermos de la misma enfermedad y creo yo que se llama capitalismo. Nos hemos criado enfermos, nacimos enfermos y extirpar esos tumores malignos nos va a costar horrores. Siendo sincero, estoy dispuesto a morir en el intento si hace falta que con eso mis hijos puedan crecer y vivir sanos.

    ResponderEliminar
  2. Triste pero acertado comentario de David sobre la realidad mexicana y excelente reflexión de Pernando al respecto. Nunca es tarde para salir de la enfermedad. Hace falta conciencia y acción. Gracias amigos por este pensamiento claro. Es el primer paso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y recordá que:

"La búsqueda de dios es una ocupación inútil, pues no hay nada que buscar donde nada existe. A los dioses no se los busca, se los crea"
Maksim Gorki

Entradas populares de este blog

UN INCREÍBLE RELATO DE MONTERROSO

"LAS BUENAS CONCIENCIAS" de Carlos Fuentes Comentario de Judith del Rocio

PALABRAS DE OUSPENSKY PARA REFLEXIONAR