)La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

FRIEDERIK NIETZSCHE

LA ÚNICA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y YO ES QUE YO EXISTO

Escritosdemiuniverso

Sumate a la campaña para escribir bien en los blogs. Por un buen lenguaje en la comunicación http://photos1.blogger.com/blogger2/1923/702609309919384/400/botontransparente.gif border="0">

sábado, 16 de febrero de 2013

UY DIÓ...¿Y ESTE SEÑOR PODRÍA SER EL NUEVO CORONADO?

Cardinal Tukson 987.jpg

… lo último que queremos es infringir los derechos de nadie. Pero cuando hablamos de lo que se llama “un estilo de vida alternativo”, ¿son ésos derechos humanos?
¡Claro que no! Ser homosexual no es un derecho humano. Nadie tiene derecho a ser homosexual, porque Dios mismo le dijo al cardenal Turkson que Él creó a los hombres y las mujeres para que tengan sexo unos con otros, como perro y perra, como toro y vaca, como tornillo y tuerca, naturalmente y no de otra manera. (Y sin preservativos ni DIU ni anticonceptivos, añadió Dios específicamente, aunque no se sabe bien dónde.) El derecho a la vida y la libertad no es un derecho humano, es un invento foráneo de los europeos laicistas, de los imperialistas estadounidenses y de las Naciones Unidas en colusión con el lobby gay. El verdadero derecho a la vida sólo es para los embriones, los fetos, los hombres cristianamente heterosexuales y hasta cierto punto las mujeres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y recordá que:

"La búsqueda de dios es una ocupación inútil, pues no hay nada que buscar donde nada existe. A los dioses no se los busca, se los crea"
Maksim Gorki

Dijo Nietzsche

La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.

Friedrich Nietzsche, "El Anticristo"

Escritura