HUMOR DEL BIEN ESCRITO


Mimetismo Fallido

Admiraba tanto al Maestro que lo imitó en cada aspecto, con la fe que así obtendría su sabiduría. Comía como Él, hacía los mismos gestos, aunque nada alcanzó para emularlo. Por más empeño que pusiese, el discípulo sentía esquiva aquella Presencia . Entonces supuso que comiendo las heces del Mesías, dada su estirpe, incorporaría el Conocimiento Sagrado. Pero murió por intoxicación a los pocos días y nadie quiso resucitarlo.

Victor Clementi Nassif 

Comentarios

Entradas populares de este blog

UN INCREÍBLE RELATO DE MONTERROSO

"LAS BUENAS CONCIENCIAS" de Carlos Fuentes Comentario de Judith del Rocio

PALABRAS DE OUSPENSKY PARA REFLEXIONAR