)La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

FRIEDERIK NIETZSCHE

LA ÚNICA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y YO ES QUE YO EXISTO

Escritosdemiuniverso

Sumate a la campaña para escribir bien en los blogs. Por un buen lenguaje en la comunicación http://photos1.blogger.com/blogger2/1923/702609309919384/400/botontransparente.gif border="0">

viernes, 15 de junio de 2012

RED DE SUPERVIVIENTES DE PERSONAS ABUSADAS POR SACERDOTES

ArgAtea adhiere a la demanda presentada por la Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP) contra el gobierno del Vaticano por "crímenes de lesa humanidad" ante la Corte Penal Internacional (CPI)


Frente a la  demanda presentada por la Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP) contra el gobierno del Vaticano por "crímenes de lesa humanidad" ante la Corte Penal Internacional (CPI), la Asociación Civil de Ateos en Argentina apoya la iniciativa y denuncia que existe un marco propicio de impunidad en cada país en que ocurrieron estos crímenes y que tal como denuncia el informe, las investigaciones han encontrado un encubrimiento intencional que contribuyen a perpetuar la violencia y agravar el daño.
Todas las personas, tanto creyentes o no creyentes, deben someterse a las normas del derecho civil. Es el principio básico de igualdad ante la ley. Y por ello, frente a cualquier acto de pederastia o abuso que atente contra la salud mental o física de los menores, es obligación de los gobiernos que deban tener una eficiente y enérgica acción reparadora. Al tomar este delito carácter de lesa humanidad, corresponde entonces a la Corte Penal Internacional iniciar en cada país una inmediata y profunda investigación de los casos presentados. Se debiera para este caso,  también tomar atención cuando a un menor se le somete a un tipo de afiliación o adoctrinamiento religioso, sin que éste haya alcanzado aun su plena conciencia.
La iglesia como institución se aprovecha de los marcos legislativos contradictorios y antiguos ya pactados con los gobiernos, que dan impunidad e inmunidad al Vaticano y directamente al papa Benedicto XVI, siendo éste el principal responsable de dicha institución acusada de “violaciones y crímenes sexuales” ya que el mismo estado del Vaticano, intenta silenciarlas, las oculta y minimiza, limitándose a ignorarlas calificándolas de  acusaciones "absurdas". Esto se agrava aún más, porque La Iglesia tiene un total conocimiento de dichas violaciones, y hasta tal punto  que a los curas abusadores que han sufrido del condicionamiento corrosivo del dogma, se les cambia de puesto y se los protege a ultranza.
Los ateos y agnósticos, y una creciente cantidad de creyentes, viven con asombro estos tiempos de impunidad frente a hechos delictivos cuyos autores se sienten y son en los hechos, totalmente impunes.
Es una ofensa cotidiana infligida a todos los seres humanos civilizados, el que organizaciones religiosas pretendan aprovecharse de la hipocresía presente en ciertos gobernantes.
Nos preguntamos: ¿en Argentina, esto no pasa? Es público y notorio que si sucede.  Existe un extenso listado de sacerdotes abusadores entre otros el caso Grassi, Storni en Santa Fe, Maccarone en Santiago del Estero, Miguel Cacciuto en Mar del Plata. La justicia ha sido bastante lenta con ellos y los casos no solo se cubrieron con un manto de silencio, sino que también, las víctimas, y el pueblo todo, creyente o no creyente les sigue sustentando y pagando jubilaciones de privilegio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y recordá que:

"La búsqueda de dios es una ocupación inútil, pues no hay nada que buscar donde nada existe. A los dioses no se los busca, se los crea"
Maksim Gorki

Dijo Nietzsche

La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.

Friedrich Nietzsche, "El Anticristo"

Escritura