)La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

FRIEDERIK NIETZSCHE

LA ÚNICA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y YO ES QUE YO EXISTO

Escritosdemiuniverso

Sumate a la campaña para escribir bien en los blogs. Por un buen lenguaje en la comunicación http://photos1.blogger.com/blogger2/1923/702609309919384/400/botontransparente.gif border="0">

jueves, 14 de abril de 2011

ESTO ES UN CHISTE SUPERLATIVO Y UNA DISCRIMINACIÓN DE LAS MAYORES

Hace tiempo, en el post sobre cómo prevenir la homosexualidad en nuestros hijos, acusó a la comunidad homosexual de provocar el problema del calentamiento global. En aquella ocasión nadie le creyó, pero el día de hoy, tras varios meses buscando la verdad, vino a este lugar y mostrar SÓLIDA EVIDENCIA que comprueba que es esa manada de depravados la responsable de tan terrible crisis.  Por principio de cuentas debemos saber qué es el calentamiento global. Se trata de un extraño fenómeno que provoca que la Tierra se caliente más allá de los límites previstos pero… ¿a qué se debe exactamente?
Volvamos a la problemática del homosexualismo. Todos sabemos que es una horrenda enfermedad diabólica y por ende TODOS los homosexuales van al INFIERNO.
En los últimos años la peste gay se ha expandido hasta niveles insospechados, esto sucede porque los medios manipulados por judíos nos han hecho creer que la homosexualidad es normal, y al no haber una Santa Inquisición que controle la epidemia, ésta se sale de control y da origen a una serie de desequilibrios.
-¿Y qué tiene que ver todo esto con el cambio climático?- preguntará usted. Pues bien, con todo lo anterior deducimos que el aumento exponencial de homosexuales provoca también un aumento descontrolado de almas en el INFIERNO. En consecuencia, el infierno comienza a generar más calor porque quema más pecadores, y como se encuentra abajo de la Tierra (que es plana), nuestro planeta se calienta como una sartén. Luego salen los demonios del infierno y empiezan a mover los mares con sus trinches, dando lugar a lo que conocemos como “Fenómeno del Niño”.
No es tan fácil mostrar la verdad a la gente. El hecho de que los gays sean la causa del mal ha sido ocultado de todas las formas posibles. Hace años el satanista Al Gore intentó desviar nuestra atención con el pseudodocumental “An inconvenient truth”,  (recomiendo ver) el cual contiene una sarta de estupideces y mentiras que ya fueron REFUTADAS por el Vaticano. Es triste que los ateos se basen en esa información errónea sólo por contradecir a la Iglesia Católica. Los ateos más radicales han llegado a convocar al mundo entero a apagar sus luces para que la verdad no sea vista y dar entrada al demonio.
No se dejen engañar. ¡La verdad está aquí y es muy clara! A partir de hoy debemos trabajar con más fuerza para curar homosexuales, lesbianas y transexuales. Si queremos controlar la plaga podríamos comenzar exigiendo la instauración del Tribunal del Santo Oficio en nuestros respectivos países. En el estado de Guanajuato (México) ya está funcionando la Nueva Inquisición y los resultados son favorables.  ¿Nunca notaron que en la Edad Media NO EXISTÍA el cambio climático? ¡Las pruebas son contundentes! Todo fue gracias a la Santísima Inquisición, que purificó el pecado y salvó la Tierra.
No esperemos más y pongamos un alto a la homosexualidad, ¡FRENÉMOSLA YA!
ESTO ES INAUDITO EN EL SIGLO XXI  !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (Lidia Blanca Castro Hernando)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y recordá que:

"La búsqueda de dios es una ocupación inútil, pues no hay nada que buscar donde nada existe. A los dioses no se los busca, se los crea"
Maksim Gorki

Dijo Nietzsche

La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.

Friedrich Nietzsche, "El Anticristo"

Escritura